INTERVIEWS

Felipe Campos: “Mi actitud es generar cambio, transformar”

22 Jul , 2014  

Texto: Arturo Nicolás

No pasa desapercibido. Es un líder, suda carisma y canaliza toda su energía en pos del bienestar del entorno en el que vive. Así es Felipe Campos Rubio (L’Hospitalet de Llobregat, 1984), director de la Associació Educativa Itaca, un tipo con cara de pillo pero con las ideas muy claras.

Recientemente ha sido galardonado en la VI Edición de los Premios Jóvenes Emprendedores Sociales, reconocimiento que se suma al Premio Fundación Príncipe de Girona Social 2013, entre otras condecoraciones. Estamos, por tanto, ante una de las voces a tener muy en cuenta en la encrucijada que vive el Tercer Sector.

Joven, premiado …y humilde. Tras la entrevista uno se queda con la sensación de estar ante una persona con los pies en la tierra, pero apostándolo todo por la igualdad de oportunidades entre las personas. En la Itaca comandada por Felipe, más si cabe en un contexto socioeconómico como el que atravesamos, la actitud no se negocia.


Arturo Nicolás: Resulta obvio que tu trayectoria, especialmente dada tu juventud, es realmente admirable, espectacular: desde los 22 años eres el Director General de la asociación Itaca, entidad catalana entregada al desarrollo de proyectos socioeducativos al servicio de la comunidad. ¿Qué camino seguiste para llegar a esta situación?

Felipe Campos Rubio: Pues mira Arturo, yo entré a formar parte de la familia de Itaca con catorce años, yo era uno de los chavales que participaba en uno de los proyectos de voluntariado de la institución. Yo venía cada sábado y hacía actividades con adultos, hablábamos sobre la importancia de comprometerse con y para la comunidad y cumplidos los dieciocho tuve la oportunidad de ser voluntario, una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida. Yo siempre hablo de esa deuda que tengo con la institución porque Itaca me permitió conocer de primera mano todo lo que significa la profesión, las relaciones humanas, el compromiso ciudadano.

Ese grupo de jóvenes que entramos con dieciocho años como voluntarios detectamos que en nuestro barrio estaban pasando muchas cosas. Había un cambio demográfico muy importante, una muy importante inmigración desde latinoamericanos, africanos, etc., entonces vimos que sólo haciendo un voluntariado los sábados no era suficiente para ser realmente fieles a lo que era la misión de la institución, que era ser herramientas de transformación social.

Nos pusimos a decidir el escenario, a evaluar nuestra institución -una institución con muchos años de trayectoria pero que principalmente basaba su realidad en el voluntariado-. Nos pusimos a trabajar, éramos muy jóvenes pero en todo caso teníamos muchísimas ganas de cambiar nuestro entorno, de ser útiles a la sociedad. Hubo una reflexión interna muy potente y ese grupo de jóvenes decidimos dar un paso adelante, ser valientes. Como en todo, hubo ese compromiso social, esa incidencia social, esa lucha por la igualdad de oportunidades, etc., una serie de pilares fundamentales que nos llevaron a empezar un camino: la profesionalización de la institución, la gestión de proyectos sociales, etc., y ahí Arturo pues me encontré con la situación de dar un paso un poquito más grande, de enfrentarme a muchos miedos, pero también de ser fiel a lo que me movía: devolver a Itaca lo que me había dado.

Supongo que ahora en perspectiva, ocho años después, dices ostras fuimos muy temerarios en algunas cosas [risas], pero muy orgulloso, porque cuando empezamos a caminar hubo muchas dificultades, muchísimas, pero también hubo grandes aciertos. De esos aciertos obtenemos que ocho años después estamos llegando a cerca de 350 familias, 1000 usuarias/os semanales…

A.N.: …qué pasada.

F.C.R.: Claro, es decir, al final somos historia. Yo siempre digo que somos pequeñas piezas de puzle que nos juntamos y al final hacemos un gran mosaico. Ocho años después de aquella decisión, de aquel paso, de aquel convencimiento pues sólo te puedes sentir privilegiado.

IMG_7829

A.N.: Tal y como adelantábamos en la introducción de la entrevista, a lo largo de tu trayectoria cosechas varios premios de reconocido prestigio por tu labor al frente de Itaca. ¿Cómo los encajas? ¿qué significan para ti?

F.C.R.: Reconocimiento colectivo. Yo siempre lo digo y lo digo de corazón: yo no he escrito un libro. No es mérito mío. El reconocimiento, al final, cuando tienes la oportunidad de visibilizar a la sociedad civil, visibilizar el hecho de que personas jóvenes estamos implicadas, que emprender no sólo es tener éxito en tu negocio, sino que emprender es una actitud en la vida, cuando también te llega la oportunidad de que alguien te lo reconozca y te visibilice en el exterior… pues yo siempre hablo de que Itaca empezó siendo un sueño individual, pero ahora es una gran realidad colectiva. Cuando una institución pública o privada te pica la puerta y te dice tienes el mérito de ser reconocido con un premio, yo siempre digo que puede ser una candidatura individual, pero es un premio a un gran trabajo colectivo de muchísimos jóvenes, voluntarios, profesionales, para las propias familias Arturo, porque yo te puedo asegurar que lo que hacemos nosotros puede parecer espectacular, pero lo increíble de verdad son los héroes y heroínas que están luchando contra la crisis, sacando adelante a sus familias e intentando dar lo mejor a sus hijas y e hijos en un contexto tan difícil como el que estamos viviendo. Para mí los premios son colegiados con mis compañeros, amigos, familia, etcétera.

A.N.: Está claro que tu figura, o por lo menos el ejemplo de Itaca a nivel de España es ya una referencia en el Tercer Sector. Hace una semana hablábamos con Carlos Rosón, director de Igaxes3

F.C.R.: …y buen amigo mío [risas]

A.N.: …y le preguntábamos una cuestión que también te trasladamos a ti: ¿Qué habilidades, bajo tu punto de vista, debe poseer el/a director/a de una ONG?

F.C.R.: Pues mira, yo siempre hablo de cuatro elementos esenciales para enfrentarse a la dirección de una institución del Tercer Sector. Por un lado es imprescindible el compromiso social, esa militancia que todos tenemos que recae sobre la comunidad, entendiendo que el núcleo de todo ese trabajo es cómo nos implicamos de forma colegiada para generar cambio. Por tanto, el compromiso es una parte imprescindible para la transformación social.

Por otro lado yo siempre hablo de la importancia de tener la incidencia social como una gran habilidad o un gran elemento que te tiene que acompañar. Esa incidencia social es dar voz a los más vulnerables, a los invisibles, es tener la capacidad de visibilizar en nuestro entorno a aquellos que desgraciadamente no tienen esa oportunidad. Es importante que generemos esa consciencia crítica hacia la vulneración de derechos, por tanto yo cero que es una condición que debemos siempre llevar en nuestro traje cuando nos ponemos la chaqueta de directores de institución.

Después luchar por la igualdad de derechos y oportunidades Arturo, creo que es imprescindible. Las instituciones debemos de ser buenas gestoras, debemos generar una manera diferente de trabajar y sobre todo de cómo se lo transmitimos a nuestros colaboradores. Uno no tiene un cargo por el sueldo que tiene, sino por la responsabilidad que tiene, por la importancia que transmite a sus empleados de generar cambio social y luchar por esa igualdad. Tenemos que empoderar a las familias, a los niños para poder salir de esa espiral tan violenta de pobreza.

IMG_8345

Y por último, la proximidad. Creo que los líderes deben ser próximos. Debemos estar fuera, en contacto con las familias, con los niños, con nuestros colectivos, nos dediquemos a lo que nos dediquemos: discapacidad, salud mental, etc., es la única manera de entender que, generando un clima de confianza y de escucha activa, podemos ser fieles a nuestra misión. Las instituciones del Tercer Sector tenemos que tener siempre la mirada puesta en la razón por la cual nacimos, hace diez años, cinco años o en nuestro caso cerca de cuarenta.

Creo que son cuatro elementos clave que no podemos quitar de nuestra mochila. Son imprescindibles. En los momentos que corren, a veces la tensión en tesorería, los cambios económicos, etc., pueden desviarnos de lo que es realmente importante: compromiso social, incidencia social, una lucha por la igualdad de oportunidades y sobre todo la proximidad.

A.N.: Pasándonos al plano del emprendimiento social, el pasado 26 de junio participaste como ponente en la última edición del Fórum Impulsa. ¿En qué consistió tu intervención?

F.C.R.: Pues mira, tuve la oportunidad de ser uno de los ponentes del Close Encounters, es un espacio con diez-doce jóvenes, desde la proximidad, que es una de esas características clave, hablando como estamos hablando ahora tú y yo, de poderles orientar. El título de la ponencia era “Itaca: más allá de la utopía”, con Itaca no hablaba de la institución, sino que hablaba de aquello que anhelamos, aquello que en ocasiones puede parecer como esa idea loca, esa utopía, pero que en mi caso yo les decía, a grandes rasgos, que la diferencia entre quimera y utopía es que la quimera es imposible, es algo que seguramente será imposible materializar, y la utopía es aquello que si nos ponemos a trabajar con esfuerzo, pasión, compromiso, haremos que sea esa realidad prematura. Yo les hablaba de que si puedes soñarlo, puedes hacerlo, una frase de Walt Disney que nos acompaña mucho en Itaca. Yo les hablaba de cómo los sueños, si los fundamentas en ese trabajo comprometido, con esfuerzo, con formación, pero sobre todo con voluntad, tú como ciudadano puedes ser imprescindible para generar cambio en tu entorno. De cómo lo pequeño puede generar un cambio global. A veces nos preguntan ¿cómo queréis cambiar el mundo? A lo que yo siempre respondo: empieza por tu calle, por tu barrio, por tu ciudad, únete a gente, ayuda a otros jóvenes a que tengan conciencia colectiva, a saber cuál es su papel, vuestro papel en este mundo, etc., si juntos podemos hacer que ese engranaje funcione seremos el arma más potente, porque estará basada en el compromiso.

A mí me gustan mucho las frases, cada mañana intento transmitir una manera diferente de entender la vida y hay una frase que dice mucho de nuestra manera de entender las cosas: “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, juntos podemos cambiar el mundo”. A grandes rasgos esto es lo que intenté transmitir a los doce jóvenes que tuve la oportunidad de conocer en el Fórum Impulsa. Sobre todo decirles que podemos ser algo muy pequeñito en nuestro barrio, nuestra ciudad, les animaba a que no tuvieran miedo, que fracasaran, que se equivocaran, porque en el fracaso está el aprendizaje. Hay una frase también muy bonita que dice no es malo tropezar con una piedra, lo malo es encariñarte con ella. Pues es eso, Arturo. Que nos podamos equivocar, animar a los jóvenes a mirar hacia adelante, a luchar por sus sueños porque nada es fácil, pero nada es imposible. Y que no estamos solos, y que afortunadamente, el que yo haya llegado hasta aquí ha sido seguramente por azares, por equivocaciones, por valentía, pero sobre todo porque a lo largo del camino no he estado solo, he tenido gente que me ha ayudado, que me ha cogido de la mano, he tenido amigos, familia, el propio entorno, la propia institución, ése es el mejor trampolín para luchar por aquello que es justo, algo imprescindible en este mundo.

Ser joven y emprendedor

A.N.: Te voy a confesar algo: mi estado en el whastapp es la palabra actitud, me parece un concepto muy inspirador a la hora de guiar la vida de cada uno.  ¿Qué te sugiere a ti este término? ¿te animas a contarlo en un tweet, en 140 caracteres? 

F.C.R.: Mira, si yo tuviera que decir eso, yo te diría que mi actitud es generar cambio, transformar. Es decir, la actitud tiene que ayudar a transformar nuestro entorno, a generar cambio, a hacer a los vulnerables, a los invisibles, los verdaderos protagonistas. Para mí ésa es la actitud delante de la vida.


, , , ,


2 Responses

  1. WebRivasVe dice:

    Es excelente todo lo que dice Don Felipe Campos.

    Tan solo agregaría que, su entidad debe ser una oportunidad para producir ciencia social.

    Por ejemplo, nosotros en nuestras experiencias trabajamos con Desarrollo Organizacional.

  2. WebRivasVe dice:

    En realidad es muy inspirador leer tantos casos exitos en España.

    Muchos exitosa mas a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *